Se acerca la navidad y con ella días de fiesta, encuentros y celebración con lo que inevitablemente vamos a pasar muuucho tiempo alrededor de una mesa junto con nuestros seres más queridos. Puede que a muchos de nosotros nos preocupe o nos suponga un problema si nos encontramos en un proceso de control del peso o bien tenemos un problema de salud ligado a la alimentación. Si te sientes identificado y te preocupa no poder seguir una alimentación equilibrada en situaciones especiales, respira hondo, hoy te traigo algunos consejos que pueden ayudarte a disfrutar de las comidas y cenas navideñas sin necesidad de excederte o acabar empachado.

  1. Evita cocinar más cantidad de la cuenta, de esta manera no quedará nada al día siguiente y podrás retomar fácilmente tu rutina saludable.
  2. ¡No te saltes ninguna comida! El típico “Hoy me salto el desayuno o la comida porque está noche me voy a pasar” no es para nada una buena estrategia ya que puede que tengamos tanta hambre que comamos descontroladamente. Es preferible que continúes con tu rutina habitual y si lo deseas prepara alimentos ligeros. De esta manera llegarás con menor sensación de hambre a las comidas principales y evitarás la ansiedad por la comida y el consecuente “picoteo” de alimentos poco o nada nutritivos.
  3. ¡Controla las raciones! Intenta comer la cantidad justa que comerías un día normal y ten presente la imagen del método del plato saludable que te mostré en publicaciones anteriores, en la que la mitad del plato está representada por verduras, ¼ proteína (carne, huevos, pescado, legumbres) y el ¼ restante hidratos de carbono (pan, pasta, arroz, mijo, cereales, patata, yuca…).
  4. Come hasta que te sientas saciado y cuando lo estés, ¡para de comer! Así evitaras el malestar tras una comida copiosa, teniendo en cuenta que no solo va a ser una comida si no varios días de comidas y cenas con abundantes platos exquisitos.
  5. Come despacio y mastica bien los alimentos.
  6. Elige aquellos entrantes que vas a tomar y ponlos en un plato de postre. De esta manera serás mas consciente de la cantidad de alimentos que vas a ingerir y evitarás comer mas de la cuenta.
  7. Evita el picoteo mientras cocinas, y si lo haces, opta por vegetales como las zanahorias, pepino, tomates cherry o una pieza de fruta.
  8. Prepara entrantes ligeros tipo ensaladas, verduras asadas, espárragos blancos o trigueros, marisco, carnes magras. Evita los embutidos y quesos más grasos. En lugar de patatas chips o patés pre cocinados, opta por los crudités de verduras (zanahoria, pepino, calabacín, apio, pimientos de colores, tomates cherry) para acompañar humus o paté casero.
  9. Opta por las preparaciones sencillas (horno, vapor, plancha) y evita las frituras, rebozados y salsas. Acompaña los platos principales de verduras y hortalizas.
  10. De postre, dale preferencia a la fruta como por ejemplo la piña que además de tener un sabor dulce delicioso y muy pocas calorías, en su composición contiene enzimas proteolíticas que facilitan la digestión.
  11. ¡Momento turrones! Por su puesto que los podemos comer, mi consejo, elige aquellos menos procesados ya que serán menos calóricos. Compra 1 o 2 tipos, pero no te vuelvas loco/a comprando turrones para meses que la navidad dura apenas unos días. Si eres cocinillas, puedes probar de prepararlos tu mismo, si es así, te invito a que eches un ojo al apartado recetas de esta web ¡Sírvelos en un plato de postre y una vez haya finalizado la comida, evita tener los dulces a la vista!
  12. Para beber, elige el agua como bebida principal, puede ser también agua con limón o con gas. Evita los zumos o bebidas con gas azucaradas. En cuanto al alcohol, además de ser perjudicial para la salud, aporta calorías vacías así que, si decides tomarlo, intenta no abusar de él o dejarlo únicamente para él brindis.
  13. Acompaña la sobremesa con infusiones digestivas.
  14. Al día siguiente, retoma tus hábitos saludables. Para ello, te recomiendo evitar tener las sobras del día anterior en casa.
  15. ¡Muévete! Sal a pasear, aprovecha los trayectos en los que puedas ir a pie y continúa con tu rutina de ejercicio habitual.
  16. Recuerda que lo importante en estas fechas no es la comida si no reunirnos con amigos y familiares para compartir momentos, recuerdos y alegrías.

Nutre tus hábitos con salud, amor, equilibrio y armonía. ¡Felices Fiestas!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: